Una ‘app’ imposible para las presidenciales de México

Posteado por en Nov 6th, 2017 y almacenadas en Destacadas, Politica, TECNOLOGIA. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a travs de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

La implementación de una aplicación en el proceso electoral abre el debate sobre la brecha digital en el país.

 

EL PAIS

 

México está viviendo en tiempo real la construcción del camino hacia la presidencia. El Instituto Nacional Electoral (INE) ha implementado este año una aplicación para teléfonos móviles que registra a quienes respaldan a los aspirantes independientes a las candidaturas presidenciales. El proceso digital ha reemplazado definitivamente al bolígrafo y al papel, pero el relevo ha abierto el debate sobre la brecha digital en México. Los aspirantes por un lado denuncian que el acceso a la tecnología es limitado para los mexicanos y que la herramienta diseñada para el proceso no recolecta la información de manera óptima.

La aplicación Apoyo Ciudadano INE sirve para registrar las credenciales de elector de los ciudadanos que respaldan a los políticos que no tienen partidos. Cada aspirante tiene que reunir 866.593 registros antes del 12 de febrero de 2018 para aparecer en la boleta electoral. La app, que es gratuita, está disponible en iOS y Android y fue diseñada por Grupo Tecnología Cibernética y Cromasoft a finales del año pasado. El INE pagó 4,8 millones de pesos por el desarrollo de la aplicación al consorcio, a pesar de que en 2009 ya fue sancionado por fallar en un sistema de monitoreo de anuncios en radio y televisión.

La polémica aplicación ha demostrado funcionar con mayor o menor rapidez y precisión según el equipo en el que se use. El INE ha destacado entre sus beneficios que la herramienta puede almacenar datos sin necesidad de una conexión wifi —a pesar de que sí se necesite la transmisión de datos para enviar toda la información posteriormente— y que cuenta con dos niveles de encriptación de datos estándar (RSA y AES) que permite que la información solo pueda ser abierta por las autoridades electorales. “Al tomar la foto de la credencial se minimizan los errores de captura hasta un 40% porque la aplicación hace la traducción de los datos. Los datos se encriptan en el teléfono móvil y blinda los datos del ciudadano”, explica René Miranda, director ejecutivo del registro federal de electores del INE.

En la explanada del Palacio de Bellas Artes un grupo de voluntarios se han reunido en el Día de Muertos para pedir firmas para la aspirante indígena María de Jesús Patricio, conocida como Marichuy. Alejandra, una estudiante que está capturando las imágenes de las credenciales, lleva cerca de 10 minutos esperando a que la aplicación le indique que el procedimiento fue correcto y exitoso. “Se ve que la aplicación está hecha para que no funcione, además es un proceso totalmente clasista en el que la gente que no puede comprar un teléfono no puede participar”, menciona. Al contar con el respaldo de numerosas comunidades indígenas, Marichuy consiguió esta semana la autorización del INE para recolectar firmas en papel en 242 municipio del país, la mayoría concentrados en los estados de Oaxaca, Guerrero y Chiapas. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) estima que un 70% de la población en México tiene acceso a un teléfono móvil inteligente (smartphone).

El uso de la tecnología para las presidenciales de 2018 ha sido un salto arriesgado para el INE que no había probado este recurso ni en elecciones estatales, ni en consultas populares. La posibilidad de presentar a un candidato independiente a elecciones apenas comenzó en 2015 tras la reforma política aprobada por el Congreso mexicano. Entonces, los candidatos a gobernadores, alcaldes y diputados pidieron apoyo a la ciudadanía en papel. El INE gastó alrededor de 30 millones de pesos en ese proceso. “El costo se reduce dramáticamente. Ya no tenemos que contratar a un ejército de personas para procesar los cientos de cajas con registros que van llegando”, advierte Miranda, del INE. La aplicación supone un ahorro del 84% pero los aspirantes cuestionan a la autoridad electoral sobre si vale la pena.

A 15 días del inicio de la recolección de apoyos a través de la aplicación, ninguno de los aspirantes a la candidatura presidencial ha conseguido cerca del 15% de los respaldos (la cifra promedio a la fecha para garantizar la meta para febrero). La más cercana es la ex primera dama Margarita Zavala con poco más de 50.000 registros (5,8% de firmas necesarias, según datos del INE al 2 de noviembre). La siguen el gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’ con 36.796 (4,2%) y la aspirante indígena María de Jesús Patricio con 16.575 (1,9%). “Esto es inédito. En realidad nadie sabe cuántas firmas debemos llevar al momento”, apunta Fausto Barajas, coordinador del proyecto de Zavala.

Barajas reconoce que ha existido una curva de aprendizaje para los cientos de voluntarios que utilizan la aplicación, pero señala las condiciones de desventaja en las que el INE ha puesto a los aspirantes ciudadanos respecto a los de los partidos políticos. “No puedes pedirle a un ciudadano lo mismo que a un partido político para poder ser una opción de Gobierno. A los independientes les piden el 1% del padrón electoral y para fundar un partido solo se necesita el 0,26%”, explica. Zavala ha reclamado a las autoridades electorales las irregularidades en el funcionamiento de la aplicación y también ha pedido recabar firmas en papel, una decisión que el INE aún no toma. “A pesar de las reglas, lo vamos a lograr”, dice Barajas.

Los aspirantes coinciden en que además de que el acceso a la aplicación para algunos mexicanos es limitada, aquellos que poseen las herramientas no tienen la suficiente información para hacer el proceso correctamente. El INE no ha publicitado el proceso más que en su página web y sus redes sociales. Algunos voluntarios consultados por este periódico reconocieron que desconocían algunos de los pasos para utilizar la aplicación y que su aprendizaje era más bien intuitivo. El experiodista Pedro Ferriz de Con, también aspirante, ha pedido al INE que elimine la figura del auxiliar —el voluntario que hace el proceso de registro con la aplicación— para que los ciudadanos entren directamente a dar su respaldo a los políticos. El INE, cercado por la críticas de los aspirantes, ha optado por hacer ajustes a la aplicación que serán revelados la próxima semana.

Categories: Destacadas, Politica, TECNOLOGIA
Tags:

Deje un comentario

*

Galeria Fotografica


mnkstudio Webdesign & Hosting - La mejor opcion para empresas que necesitan presencia web